Educatendencias 2015: Del “qué” al “cómo” en el uso de aplicaciones para el aprendizaje

La esencia:

Seguimos avanzando en la Desde la aparición de la web 2.0 y de los smartphones y tablets se han desarrollado una ingente cantidad de aplicaciones y herramientas pensadas específicamente para el sector educativo, que en la mayoría de los casos no se han integrado con estrategias pedagógicas o metodologías de aprendizaje adecuadas.

Su uso se ha generalizado tanto dentro como fuera del aula, pero las infraestructuras y las metodologías de gestión de estas herramientas no se han posicionado como necesidades prioritarias para las entidades educativas.

El detalle:

Las aplicaciones y herramientas tecnológicas han encontrado en el sector educativo un mercado interesante para el desarrollo de nuevos productos. Por una parte, existen aplicaciones nativas, aplicaciones de contenidos y por último las aplicaciones que aportan valor y permiten al alumno trabajar y aprender de forma diferente. Este último grupo de aplicaciones (realidad aumentada, lectores de QR, mapas, etc.), permitirá generar dinámicas de aprendizaje que lleven a los alumnos hacia niveles de aprendizaje basados en el análisis, la evaluación y la creación.

Las estrategias educativas de incorporación de apps para el aprendizaje deberán llevar acompañadas una metodología articulada en base al “cómo” y no el “qué”.

En el pasado, las estrategias educativas basadas únicamente en contenidos han trasladado el papel a la Tablet pero no han incorporado la forma de trabajar con aplicaciones de valor que introduzcan de nuevo, la afectividad en el aula: los retos, los descubrimientos, el trabajo por proyectos…

Tanto las instituciones educativas como los claustros deben ser conscientes de la necesidad de discriminar entre las herramientas que aportan valor añadido y las que no y de conocer si las apps utilizadas responden a necesidades curriculares, si potencian la colaboración, comunicación, creatividad, el razonamiento crítico, si se basan en los estándares académicos o si cumplen con los objetivos de aprendizaje establecidos.

Adoptar las nuevas tendencias tecnológicas es clave para contar con una estrategia competitiva diferencial, sin embargo, éstas deberán ser adoptadas de forma alineada con la estrategia de aprendizaje, los objetivos y los resultados que se deseen obtener y que se integren fácilmente con las herramientas de gestión internas del centro formativo.

Las entidades educativas irán adoptando en el corto plazo, estrategias de movilidad en las aulas, para lo cual será de vital importancia dotar a los colegios o centros formativos de la infraestructura y la metodología adecuada para el cambio.

Si quieres saber más, puedes acceder a Educatendencias 2015 en formato ebook (no necesitas tener instalado nada y visualizarás el informe en tu navegador) o acceder a Educatendencias 2015 en formato PDF